PRIMER TRANSPLANTE DE MENISCO ARTROSCÓPICO EN EL HOSPITAL DE VILLALBA

Fecha: 
07/12/2015
Fuente: 
Diario Médico

Un equipo de especialistas del Departamento de Traumatología y Cirugía Ortopédica del Hospital General de Villalba, en Madrid, ha realizado un trasplante de menisco mediante artroscopia, un procedimiento relativamente poco frecuente, poco conocido y técnicamente exigente.

 

"La cirugía está indicada en el paciente joven, generalmente por debajo de los 50 años, al que le han extirpado de forma completa un menisco y cuya ausencia le produce síntomas. Las indicaciones son pocas, porque se conocen las consecuencias sobre el cartílago al extirpar un menisco de forma completa", explica Gonzalo Samitier, especialista en Artroscopia y Cirugía del Deporte de Rodilla y Hombro en el citado hospital de Madrid, y uno de los responsables de la operación, en la que también intervinieron los especialistas Luis Gutiérrez y Rosa Pascual.

 

Además, para poder realizar la cirugía de forma totalmente artroscópica, la técnica se reserva a los centros con cirujanos altamente especializados; al ser una intervención poco conocida se retrasa su indicación en algunos pacientes, que se resignan a limitar su actividad deportiva, apunta Samitier.

 

Las limitaciones a las actividades cotidianas les llegan a los pacientes más tarde, sobre todo a partir de los 50 años, cuando pueden sufrir síntomas de una artrosis temprana y terminar con una prótesis. "El objetivo principal es identificar de forma temprana a estos pacientes subsidiarios de un trasplante de menisco antes de que desarrollen una artrosis grave derivada de la falta de menisco", incide el especialista.

 

El menisco tiene como función más evidente la amortiguadora. Según Samitier, si se retira el menisco, por un lado, la rodilla se desequilibra y por otro, pierde el efecto amortiguador. "Esa microinestabilidad y falta de colchón no es percibida por el paciente, pero a la larga va deteriorando el cartílago hasta afectar al hueso subcondral, que es el que origina el dolor en mayor medida cuando se sobrecarga. Estudios biomecánicos han demostrado que una resección de un 20 por ciento de menisco provoca el aumento de las fuerzas de contacto en el cartílago de hasta un 350 por ciento, lo que conlleva un rápido deterioro, sobre todo en los pacientes más jóvenes y activos".

 

La principal peculiaridad de esta técnica es que ha sido cien por cien por vía artroscópica. En otros centros, señala Samitier, con frecuencia se realiza vía abierta, dañando la piel y la cápsula para acceder al interior de la rodilla y el postoperatorio es más doloroso y aumenta el riego de complicaciones, como rigidez o infecciones, pero desde el punto de vista de resultados no se puede concluir que una técnica sea mejor que otra.

 

"El abordaje artroscópico es más difícil porque se lleva a cabo a través de pequeñas incisiones, de un centímetro o menos, y visualizando en una pantalla la imagen aumentada del interior de la rodilla. Además, es exigente porque el menisco de un donante no es un tejido vivo, que tiene que quedar perfectamente suturado a la cápsula en todos sus puntos y en la misma zona en la que estaba el menisco original".

 

Beneficios

 

La intervención, según Samitier, produce un alivio inmediato. El paciente pasa de tener limitaciones en su vida diaria a no tener dolor, y se mantiene en el tiempo en al menos tres de cada cuatro casos. No obstante, el efecto de prevención sobre la artrosis no ha sido demostrado científicamente por el momento. "Hay estudios en animales, pero no in vivo, sobre todo por la dificultad de obtener trabajos prospectivos aleatorizados a largo plazo, con muestras de pacientes en número suficiente y comparables.

 

Pero el hecho de que sea difícil de demostrar científicamente no implica que no exista dicho beneficio sobre el cartílago a largo plazo", añade este especialista en trasplantes de menisco, técnica de la que se hace eco Bioibérica y Diario Médico, que colaboran en el proyecto Iniciativas en Artrosis para poner de relieve las propuestas de este tipo dirigidas a un abordaje integral de esta enfermedad.

 

Importancia de la detección precoz

 

Gonzalo Samitier, del Hospital General de Villalba, incide en la importancia de detectar de forma precoz a los pacientes a los que se les ha resecado un menisco. "Estos pacientes llegan tarde, no se les da solución y no saben a quién acudir. Te encuentras con pacientes con problemas de cartílago asociado. Los peores resultados se obtienen si ha pasado demasiado tiempo y la artrosis es difusa, afectando ya a toda la rodilla, sobre todo por encima de los 50 años".

Descargar adjunto